sopa de pollo

Soportar el frío invierno sin que el resfrío nos aniquile y tumbe a la cama es posible gracias a una aliada conocida: la tradicional sopita de pollo tal y como se prepara en nuestro medio, con abundante cebolla, kion y unos dientes de ajo, recomendó hoy la directora de Medicina Complementaria de EsSalud, Martha Villar.

La tradicional sopa de pollo, preparada con ajo, cebolla y kion, es una buena aliada para combatir el resfrío yla gripe.

Según explicó la especialista, el pollo contiene ingredientes que influyen positivamente en el sistema inmunológico del cuerpo humano y, por tanto, resulta beneficioso para aliviar la gripe o el resfriado.

“El pollo contiene un aminoácido natural denominado cisteína, el cual se descarga al preparar el caldo”, señaló y precisó que la cisteína tiene un gran parecido químico con la acetilcisteína, medicamento recetado en casos de bronquitis e infecciones respiratorias.

Indicó que el caldo de pollo, al que se le debe incluir ajo, cebolla y kion, es un mucolítico natural, por lo tanto diluye la mucosidad de la nariz, garganta y pulmones, permitiendo la expulsión y la consecuente eliminación de las secreciones.

Además, tiene propiedades antiinflamatorias que alivian dolores de garganta y disminuyen  las consecuencias del resfriado y la gripe.

Se debe resaltar que existen investigaciones internacionales que precisan que la sopa de pollo actúa como efectivo calmante de las vías respiratorias inflamadas.

También recomendó la equinácea, un producto natural que aunque no crece en el Perú, es expendido como medicamento y se usa para combatir infecciones, especialmente del resfrío común y otras del tracto respiratorio superior, impidiendo las complicaciones del resfrío o como un preventivo.

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión