MIGRACIONES

La Ley de Reforma Magisterial acogerá en sus ocho escalas salariales establecidas a 195.759 docentes de todo el Perú. Ellos, hasta ahora, están enmarcados entre los cinco niveles de la Ley del Profesorado, emitida en 1984 durante el segundo gobierno de Fernando Belaunde, y en la Ley de Carrera Pública Magisterial, vigente desde el segundo gobierno de Alan García. Para la reubicación dentro de la flamante normativa se ha tomado en cuenta el nivel que cada maestro alcanzó a la fecha en la Ley del Profesorado.

Así, se ha definido que los maestros de los niveles 1 y 2, en la antigua norma, pasen a la escala 1 de la nueva. Los docentes del nivel 3, a la escala 2. Y los que ocupan los niveles 4 y 5 ingresan a la escala 3 de la Ley de Reforma Magisterial. Con ello, en la escala 1 habrá 136.600 profesores. La escala 2 quedará con 44.507, mientras que la 3 con 14.586. Todos estos podrán empezar a partir de aquí una carrera de ascensos a las escalas inmediatas superiores de acuerdo con su rendimiento en evaluaciones.

TECHOS REMUNERATIVOS

Uno de los puntos que Daniel Mora defendió como principal beneficio a los maestros fue lo concerniente a los topes salariales o Remuneración Integral Mensual (RIM) de las escalas magisteriales según las horas dictadas a la semana. Según explicó a elcomercio.pe, los aumentos aquí pueden ser de hasta S/.1.000 realizado el traslado de docentes a la nueva ley.

Un maestro insertado en la primera escala y que dicte 24 horas a la semana percibirá S/.1.243, base de la RIM. Si sube a 30 horas, ganará S/.1554 y de aumentar hasta 40 horas semanales de clase cobrará S/.2073. Los que integren la escala 2 recibirán S/.1368 por 24 horas, S/. 1710 por 30 y S/.2280 por 40 horas. En tanto, quienes estén en la escala 3 podrán acceder a sueldos de S/.1554 por 24 horas dictadas, S/.1943 por 30 horas y S/.2591 por 40 horas. De acuerdo con el margen de ascensos, el tope máximo, en la escala 8, es de S/.3234 por 24 horas de clases y de S/.5390 en caso el dictado sea de 40 horas.

EVALUACIONES PARA ASCENSOS

El general detalló a este portal web que cada escala tiene un tiempo límite de permanencia: tres años para la primera, cuatro años para la segunda, tercera y cuarta; y cinco años de la quinta a la séptima. La octava, dijo, puede ir hasta el momento del retiro de la carrera. Para este acápite, el parlamentario indicó que a los docentes cuyas escuelas estén en zonas rurales, Vraem, o sean fronterizas, se les reducirá en un año la permanencia para postular al cuarto, quinto, sexto, séptimo y octavo nivel.

“Hemos establecido que los ascensos sean anuales. Si un profesor ya cumplió los tres años en un nivel, debe tener una prueba de ascenso. El Ministerio de Educación debe realizar este concurso dos veces al año para permitir que los maestros calificados tengan una remuneración mayor”, precisó. Además se ha contemplado una disposición complementaria que también permitirá a cualquier profesor descontento con la reubicación, acceder a dos concursos en el 2013 para alcanzar una escala superior. Ello podría generar un buen incremento al maestro que califique aquí por el embolso que obtendrá al ser insertado en una escala de la nueva ley más lo que le corresponderá por el nivel al que asciende.

INGRESO, DESEMPEÑO Y CARGOS

Además de esta evaluación para el ascenso, la nueva ley consigna otras tres grandes pruebas en búsqueda de la calidad del profesorado. Una de estas será la que se tome para el ingreso a la carrera magisterial, otra que apuntará a medir el desempeño docente y finalmente la obligatoria para acceder a cargos (subdirector, director, director de UGEL, por ejemplo).

En cuanto a la evaluación de desempeño, Mora subrayó: “Se tomará también cada tres años. Si el maestro sale desaprobado una vez, se le capacita 12 meses para volverlo a evaluar. Si resulta desaprobado, tendrá otra capacitación de 12 meses y una nueva oportunidad. Si sale jalado aquí, entonces debe abandonar el sistema de educación y acudir al Ministerio de Trabajo para que los oriente en una reconversión laboral”.

INVERSIÓN

Queda inscrito además la no permisión en esta ley de profesores acusados por terrorismo, apología a la subversión, violación u hostigamiento al alumnado y otros delitos. También que profesionales destacados puedan ser contratados según su especialidad para la pedagogía.

El presupuesto final que asignará el Ministerio de Economía y Finanzas asciende a 1.040 millones de soles, es decir S/.320 millones más de los S/.720 millones contemplados inicialmente cuando este proyecto fue diseñado por el Ejecutivo.

SUTEP EN ALERTA

René Ramírez, secretario general el Sutep, remarcó a elcomercio.pe ayer, alrededor de las 6 p.m., que los primeros días de la próxima semana, la dirigencia de este gremio anunciará una marcha de repudio a la aprobada Ley de Reforma Magisterial o, en su defecto, el acatamiento de una huelga nacional indefinida que podría ser más grave que la paralización de dos meses atrás.

El reclamo fundamental es por la no contemplación del pago del “30% de la remuneración”, por preparación de clases, en la nueva normativa y por lo que consideró un recorte de derechos adquiridos. “Ningún derecho adquirido es canjeable. No se nos está pagando ese 30% porque está en las vías judiciales pero tampoco por eso debió quedar de lado”, expresó.

Consultado sobre este tema, Daniel Mora manifestó que incluso el Tribunal Constitucional ha fallado en contra del abono en cuestión debido a lo confuso que ha sido dese su aprobación en 1990. “Se trata del 30% de la remuneración denominada permanente, no total, y eso variaba entre 55 y 79 soles, es decir 18 soles era lo que se les pagó por un año, en 1991. Luego quedó sin efecto y ahora han vuelto con ese tema”, remarcó el legislador.

MÁS RECLAMOS

Ramírez fue enfático en que otra fuerte desazón que ha dejado la ley en el sindicato de maestros es la posibilidad de que un trabajador cercano a la jubilación tenga que retornar a una escala menor y, con esto, “vuelva a empezar”. “Puede ser que gane un poco más pero ha vulnerado un derecho ganado con el que los maestros del quinto nivel, por ejemplo, podían aspirar a cargos como director o subdirector. Ahora eso será imposible”.

Para el dirigente, además, la Comisión Mora busca sorprender con el anuncio de aumentos a gran escala, puesto que los mismos son notorios mayormente para los docentes que dictan 40 horas. Ramírez, en tono irónico, espetó: “No hay profesor que dicte 40 horas, solo los directores cumplen ese tiempo de labores y hay pocos. No se puede tomar como referencia las 40 horas, se tiene que tomar como base 24 horas donde está la mayoría. Ahí, en el consolidado, el aumento es mínimo”.

Antes de cortar la comunicación, René Ramírez dejó a este medio una frase para la alerta: “El gremio rechaza esa ley. La lucha nunca se levanta. Ahora el Gobierno ha dado un argumento suficiente para que el año que viene el magisterio esté levantado”. En el mismo momento de esta ‘advertencia’, el Conare Sutep, vinculado al Movadef, brazo legal de Sendero Luminoso, empezaba a tomar nuevamente la plaza San Martín como campo de lucha y protesta. Atención.

Fuente: El Comercio.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión