alumnos del vrae

Es esta una segunda mirada a la ECE 2012 que comentamos días atrás. De verdad preocupa la evidencia de que en las capacidades básicas de Comprensión Lectora y Matemática, en los niños de segundo grado de primaria, se haya avanzado bastante poco en seis años. Por eso se habla de un “estancamiento” en el progreso esperado y de la muy relativa utilidad de unas recientes “evaluaciones modelos” destinadas a reforzar a los niños y compensar el tiempo perdido con las paralizaciones docentes del año pasado.

Sin embargo, más allá de la necesidad de analizar la velocidad del mejoramiento ocurrido en el conjunto, esta serie de evaluaciones nos sirve para identificar también quiénes, dónde y por qué estos resultados exhiben diferencias, siempre en el ámbito del segundo grado de primaria.

Encabezan el rendimiento tanto en Comprensión Lectora como en Matemática, entre el 2007 y el 2012, las regiones de Moquegua, Arequipa y Tacna, con resultados que corresponden al Nivel 2, es decir que logran lo que se espera para su grado. A ellas les siguen Lima Metropolitana, Callao e Ica, aunque la preeminencia de esta última en Matemática respecto de las otras dos se ha perdido en la última evaluación.

Es de destacar el caso de Moquegua que, en los dos últimos años, es la primera en las dos capacidades evaluadas. Y ha sido primera o segunda en nueve de las doce evaluaciones realizadas. Arequipa ha sido primera en CL durante los cuatro primeros años y tres veces segunda en Mt.  Tacna ha sido una sola vez primera en Mt. y tiene siete segundos lugares en total.

Lastimosamente los resultados más bajos en CL, es decir “por debajo del Nivel 1” -que corresponde a aquellos que tienen dificultades para responder inclusive las preguntas más fáciles de la prueba- los obtienen los niños de Loreto, Huánuco, Apurímac, Ucayali, San Martín y Ancash. En este periodo Ayacucho y Cajamarca no fueron evaluadas durante cuatro años, así como Huancavelica y Puno en dos oportunidades. Cuando lo fueron, todas ellas aparecieron una o dos veces entre las seis regiones con las deficiencias más severas.

En Matemática el panorama es sumamente parecido. Loreto, Ucayali, Huánuco, San Martín y Apurímac muestran muy pobres resultados. Disminuyen éstos en Madre de Dios pero crecen los malos rendimientos en Ayacucho por dos años consecutivos.

Todas las demás regiones / departamentos se ubican en un grupo intermedio, donde los resultados “por debajo del Nivel 1” se alternan, casi en equilibrio, con los que se hallan en el “Nivel 1”. Atrae la atención que toda la costa norte, comenzando en Ancash, La Libertad, Lambayeque, Piura y Tumbes, se ubiquen en este bloque, con clara mayoría para los pobres resultados.

Recordar que, considerando todo nuestro territorio, 31 de cada 100 niños entienden bien lo que leen pero 69 entienden poco o nada, es muy mala noticia. Y en Matemática, sólo 13 de cada 100 pueden resolver problemas mientras 87 lo hacen mal o no saben hacerlo, es todavía peor. De algo servirá identificar la ubicación geográfica de las regiones mencionadas, sus conectividades, sus extensiones territoriales y sus accesos para poder suponer el porqué de estos resultados. Amén las huelgas. Pero no es suficiente.

Fuente: generaccion.com

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión