La designación de la Junta de Alto Nivel encargada al Ejecutivo en asuntos de interés nacional se da en momentos en que afronta una ola de protestas laborales y conflictos sociales que amenazan con agudizarse en las próximas semanas.

A las huelgas de docentes y de médicos del sector salud, que hoy cumplen 19 y 6 días respectivamente, se suma desde mañana la paralización indefinida de los trabajadores de las universidades del país. Ellos también reclaman aumento salarial.

Mañana, asimismo, los trabajadores del sector salud inician una huelga de 3 días  en demanda de aumento de sueldos y mejores condiciones de trabajo, lo que empeorará el drama que viven los usuarios de hospitales y centros de salud del Estado.

Los padres de familia de los colegios estatales también se plegarán a la protestas con una marcha a Palacio de Gobierno el 4 de octubre.

“Si bien consideramos justas la demanda de los docentes, la marcha es para exigir al Presidente que solucione la huelga”, afirmó el dirigente de las Apafas, César Trejo.

Este panorama puede tornarse más conflictivo el fin de semana cuando se reúnan en Cusco los frentes regionales del sur que exigen al Ejecutivo que cumpla con el ofrecimiento de la construcción del gasoducto surandino y de la planta petroquímica que abarataría el gas en esa zona del país. La huelga indefinida es una posibilidad  planteada por las organizaciones sociales de 5 regiones.

Además, la próxima semana vence el plazo dado a Yanacocha por pobladores de la provincia cajamarquina de Bambamarca para que suspenda sus operaciones en el proyecto Conga. Amenazan con expulsar a la minera.

Mañana, trabajadores estatales y de construcción civil evalúan realizar paros preventivos.

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión