ugel chucuito

Después haber laborado en la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) de Chucuito desde inicios del año 2012, una eficaz investigación puso al descubierto a cuatro personas que ocupaban el cargo de auxiliares en educación, que habrían falsificado las resoluciones para su nombramiento.

El primer caso se trata de Walter Gabino Larico Zapata, quien ingresó a la UGELChucuito mediante la modalidad de reasignación y presentó la Resolución de Nombramiento N° 6237 de fecha 12 de Julio de 2006, emitida por la UGEL de Quispicanchi (Cusco).

Por esa razón se le envió a la institución educativa secundaria Juan Velasco Alvarado del centro poblado de Tazapo-Patacollo (Juli); al tenerse conocimiento del hecho de forma superficial, el director de la Ugel Chucuito, Justo Prudencio Paredes Barriga, decidió iniciar una investigación.

La respuesta de la UGEL de Quispicanchi, mediante su director Rufino Condeña Quispe, fue que no existe ningún tipo de vínculo laboral con Larico Zapata, y que menos se le había emitido una resolución de nombramiento.

Mientras que los otros tres casos de auxiliares de educación inicial, también presentaron resoluciones de nombramiento supuestamente otorgadas por la UGEL de Andahuaylas (Apurímac), donde también se solicitó un informe y la respuesta fue tajante.

Con relación a Yaneth Huamán, quien presentó la Resolución de Nombramiento N° 487, el documento se habría emitió con la finalidad de otorgar una concesión de licencia de un local; mientras que la Resolución N° 484 que presentó Grunilda Canaza, fue otorgada para un ascenso.

Finalmente, la Resolución N° 486 que presentó Héctor Juárez, sirvió para dar una autorización de funcionamiento de un centro educativo; claro está que ninguno fue por concepto de nombramiento. Ante ese hecho, el director de Chucuito Juli, dijo que ya presentó las denuncias del caso, pese a las amenazas de los implicados.

Fuente: Los  Andes

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión