fumar

Los gemelos dejan de ser idénticos cuando uno de ellos ha fumado. Un nuevo estudio realizado por unos investigadores que asistieron a un festival de gemelos en Estados Unidos, confirmó que los hermanos(as) que han fumado tienen más arrugas, líneas de expresión y piel flácida que sus gemelos que no fuman.

En un curioso festival que se lleva a cabo todos los años en Twinsburg, Ohio, Estados Unidos en donde se reúnen más de 3,000 pares de gemelos se notan claramente los efectos del cigarrillo. La piel los delata. Si uno de los hermanos o hermanas gemelos ha fumado, tiene muchas más arrugas y parece más viejo que su gemelo(a).

Unos investigadores de la Universidad Case Western Reserve en Ohio identificaron a 79 pares de gemelos en los cuales uno de los hermanos(as) fumaba y el otro no. Los gemelos llenaron cuestionarios acerca de si fumaban y su estilo de vida y un fotógrafo profesional les tomó una fotografía.

Luego, un panel de tres cirujanos plásticos analizó los rasgos faciales de los gemelos, calificando qué tan viejos se veían utilizando una herramienta estandarizada. Además, se valieron del cuestionario para analizar otros factores que también pueden contribuir al envejecimiento de la piel, como el abuso de alcohol, la exposición al sol y sufrir de demasiado estrés.

Los resultados no sorprendieron a los investigadores. Por el contrario, reforzaron el hecho de que el cigarrillo daña todos los órganos del cuerpo incluyendo a la piel. En concreto, los gemelos que reportaron que fumaban tenían la piel más flácida, más líneas de expresión y arrugas alrededor de sus labios que sus pares que no fumaban.

Además de comparar a gemelos fumadores con los no fumadores, los autores de este estudio analizaron a pares de gemelos en los cuales los dos eran fumadores. Encontraron que el hermano que llevaba más tiempo fumando también tenía una piel más envejecida que el que llevaba menos tiempo usando el tabaco.

Las diferencias principales en el aspecto de la piel se presentaron en la parte inferior de la cara. Se destacaron las arrugas en las mejillas y alrededor de la boca. No pareció haber diferencia en cuanto a las arrugas de la frente y las patas de gallina entre los fumadores y los no fumadores.

Este estudio confirma una vez más que fumar es dañino para la piel, pues la priva de oxígeno y la marchita. El cigarrillo causa arrugas y flacidez pues daña el colágeno y la elastina, que son esenciales para mantener la vitalidad y la elasticidad en la piel.

Así que ya sea por salud o por vanidad, la mejor decisión que puedes tomar en tu vida es la de no fumar.

Si llevas varios años fumando, nunca es tarde para dejar de hacerlo. Si disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o cáncer del pulmón, entre otras enfermedades no te ayuda a dejar de fumar, quizás te motive saber que tu piel se verá más joven y bella si apagas el cigarrillo definitivamente.

Fuente: vidaysalud.com

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión