vehiculos oficiales

El accidente que sufrió la primera dama Nadine Heredia trajo graves consecuencias, afortunadamente no en la persona de la esposa del presidente Ollanta Humala, quien resultó solo con algunos golpes leves. Lo que este incidente ha puesto al descubierto son las deudas generadas por papeletas de tránsito impuestas a los vehículos asignados al Despacho Presidencial, las mismas que suman S/.136,852.

Un informe de Sin medias tintas reveló que a los responsables de la conducción del país les gusta la velocidad, aunque esto implique violar las normas de tránsito. También quedó al descubierto el mal ejemplo que se les está dando a los transportistas de buses y combis al acumular decenas de multas sin pagar.

Lo que puede despertar la indignación de la opinión pública es que estas papeletas no las pagan las autoridades.

El informe destacó, como ejemplo, que la camioneta pick up de placa A1P-922, asignada a los edecanes del jefe de Estado, tiene 36 papeletas, solo en el Callao, de S/.444 cada una, de las cuales 34 multas son por no haber respetado los límites de velocidad (M20).

Las otras dos papeletas son por la infracción G4, esto es por no detenerse antes de la línea de parada o antes de las áreas de intersección de calzadas o por no respetar el derecho de paso del peatón.

En el informe se señaló que Julio Ismael Arias Valencia, el chofer del automóvil que se cruzó en el camino de la primera dama, fue trasladado inmediatamente a la comisaría de la avenida Alfonso Ugarte, donde permaneció varias horas respondiendo interrogatorios y pasando pruebas de dosaje etílico.

El Reglamento de Tránsito vigente establece que se debe respetar los vehículos oficiales y de emergencia, y que se debe ceder el paso ante una sirena o una circulina.

FIERRO A FONDO

Esta pasión por la velocidad involucra también al propio mandatario. De acuerdo con el informe periodístico, la camioneta Toyota de placa ROX-925, que Humala acostumbra a manejar para trasladarse en la ciudad, registra 154 multas solo en el Callao y desde el 9 de mayo de 2011. Como dato anecdótico, es el mismo vehículo que condujo el presidente para visitar a su esposa tras el accidente.

Las multas a ese vehículo ascienden a S/.68,820. Todas ellas son de código M20, donde la ‘M’ es “muy grave” y el ‘20’ es por no respetar los límites de velocidad.

Otro dato en la nota periodística es que el auto oficial Mercedes Benz en que se desplaza el mandatario para asistir a ceremonias oficiales registra 19 papeletas con la infracción D01 y dos por M20. Por estas faltas se debe pagar un total de S/.18,796.

NO SOLO EL GOBIERNO

El reportaje también puso en evidencia que la pasión por la velocidad no es exclusiva de los miembros del Ejecutivo.

Los dos vehículos asignados a la Presidencia del Congreso, en las gestiones de Daniel Abugattás y de Víctor Isla, suman en multas S/.4,144.

El informe recordó unas declaraciones de Abugattás, quien cuando dejó la presidencia del Parlamento reconoció que lo que más iba a extrañar eran las ‘liebres’ (policía motorizada), que le abrían paso para trasladarse rápidamente.

El Congreso no encabeza la lista de infractores. Lo cierto es que solo el presidente y los vicepresidentes tienen acceso a vehículos oficiales y escoltas. Tal vez si todos los legisladores gozaran de esta gollería, otra sería la historia.

DATOS

– Por multas, el despacho del premier Juan Jiménez debe S/.22,876 a las administraciones tributarias de Lima y el Callao.

– El auto de placa CQJ-331, asignado al propio primer ministro, debe S/.8,436 por multas solo entre el 15 de abril y el 7 de noviembre del año 2012.

– El despacho del ministro del Interior debe S/.37,076 por exceso de velocidad.

– El despacho del titular de Transportes debe más de S/.16 mil; la ministra de la Producción acumula más de S/.21 mil, y el portafolio de la Mujer, S/.3,600.

Fuente: Perú 21.pe

Artículos de interés

DEJA UNA OPINIÓN

Deja tu opinión